Tuesday 2 march 2 02 /03 /Mar 03:46

ENLACE-EL-INDEPENDEIENTE.jpg

Hay abundante literatura sobre El Mozote, todos los libros, informes e investigaciones que he leído hasta ahora son buenos. Pero este "El Mozote, lucha por la verdad y la justicia, Masacre a la Inocencia" es quizá el más completo.

Este libro es un informe de la oficina de Tutela Legal del Arzobispado de San Salvador que recoge los apuntes legales, una especie de bitácora de las investigaciones sobre el caso, relatos, testimonios, documentos, listado de fallecidos, nombres de los asesinos, los reportajes de Raymond Bonner y Alma Guillermoprieto junto a la fotógrafa Susan Miéselas que fueron publicados en portada del Washington Post y The New York Times simultáneamente el 27 de enero de 1982, y abundantes fotografías sobre las exhumaciones.

Por eso lo considero completo y elemental para quienes estudian y desean ser conocedores de la memoria histórica. También para periodistas, profesores, líderes sociales y estudiantes.

Es impresionante conocer, saber, leer hasta dónde son capaces de llegar los seres humanos en su demencia, en su locura, en su fanatismo. La masacre del Mozote, como muchas otras, es el vivo ejemplo de la mezquindad humana.

Libros, como este que he leído, mantiene viva esa horfandad de los corazones asesinos y el llanto eterno de madres y sus hijos e hijas masacradas. Los relatos de los sobrevivientes y testigos son abrumadores, impactantes. Y uno se pregunta cómo esos seres asesinos y toda la soldadesca fueran capaces de tanta animalidad. Bueno, ni los animales (excepto los depredadores) son capaces de matar centenares de niños, mutilar mujeres embarazadas, quemar viva a la gente. Ni la más vil carroña llega a esos niveles del infierno. Pero estos contemporáneos nuestros sí se comportaron más que una hiena y a veces me estremezco y siento pena y vergüenza ajena por quienes cargan aún esos apellidos de asesinos.

La masacre se perpetró entre el 9 y el 13 de diciembre de 1981 por la fuerza armada en contra de los pobladores de las comunidades en Arambala, El Mozote, La Joya, Ranchería, Jocote Amarillo, Cerro Pando y Cerro Ortiz, todos situados al norte de la población de Meanguera, en el departamento de Morazán, al oriente de El Salvador.

Las investigaciones de la Comisión de la Verdad, creada por los acuerdos de Paz, confirmó en 1993 la masacre y señaló como responsables de las ejecuciones masivas a los siguientes oficiales del ejército salvadoreño: Teniente Coronel Domingo Monterrosa Barrios (Comandante del Batallón); Mayor Natividad de Jesús Cáceres Cabrera (ejecutivo); Mayor José Armando Azmitía Melara (Jefe de operaciones); capitanes Juan Ernesto Méndez Rodríguez, Roberto Alfonso Mendoza Portillo, José Antonio Rodríguez Molina, Walter Oswaldo Salazar y José Alfredo Jiménez (Comandantes de compañía?. También al Coronel Jaime Flores Grijalba (Comandante de la Tercera Brigada de Infantería que tuvo a su cargo la supervisión del operativo) y el Coronel Alejandro Cisneros (Comandante del Centro de Instrucción de Comandos).

Los relatos testimoniales son desgarradores:
"A los que estaban vendados Monterrosa ordenó que se los llevaran. Como ahí iban su esposo, su papá y su hermano, trató de irse con ellos, pero Monterrosa le dijo: "No hay Orden de salir". Se tuvo que quedar ahí con el "alma en un hilo". Monterrosa Ordenó que encerraran a las mujeres y los niños en la iglesia; y escuchó decirle a los soldados: "vayan, vamos a sanear el pueblo", hay que darles mecha. (…) Su papá y su hermano seguían colgados de las manos, los pies no les tocaban el piso y en esa situación los soldados los golpeaban. Su papá les gritaba que no se llevaran al esposo de la testiga, José Márquez; les decía que mejor lo mataran a él que ya estaba viejo, pero que su yerno tenía hijos chiquitos………."

Este libro también cuenta con el relato de Rufina Amaya, la única sobreviviente de la masacre en el Mozote.
"Cuando ya me trajeron a mí las mujeres gritaban y lloraban, vi que nos les hacían caso, porque siempre las balaceaban, se oía la balacera en la casa; las metía para la casa y otras que se las llevaban más allá.
Entonces yo me arrodillé en la tierra a pedirle a Dios que me perdonara o que me salvara, o que me sacara de ahí, que él hiciera su voluntad, que yo iba a hacer oración. Eso fue lo que yo le pedí al señor y a la virgen de Guadalupe, que me envolviera con su manto y me cubriera. Me puse de rodillas, estaba terminando el padre nuestro y me metí debajo de una ramita, me metí y me quedé ahí, encogidita para que no me miraran los pies. La rama era de un arbolito de manzano y una mata de piña que había en el cerco; ahí me quedé en medio de las cositas y agachaba una ramita para taparme los pies.

Todavía estaba claro pero no me vieron. Quizá por la tribulación de las mujeres que gritaban. Bien veía como mataron a las mujeres. Luego mataron a los niños, y después le prendieron fuego a la casa.

Yo escuché los gritos de mis niños cuando los estaban matando. Fue terrible: "mamita Rufina nos están matando", "mamita Rufina nos están metiendo el cuchillo, mamita las balas". Dios mío dame valor, Dios mío dame fuerzas, decía yo y salí en medio de la patas de los animales gateando."

Es cruel sin duda y a cualquiera le parte el alma. El corazón de Rufina es tan grande que muchos años después antes de su muerte dijo: "Yo lo que espero es justicia, que haya justicia. Una justicia no es venganza, sino que la justicia debe ser un reconocimiento a las víctimas y también un reconocimiento a los errores que ellos cometieron. Deben pedirle perdón al pueblo, porque la mayoría de gente ha quedado sin hijos y sin papas; entonces merecemos el respeto humano y que ellos reconozcan lo que hicieron y también que le pidan perdón al pueblo. Que haya justicia, porque si no hay justicia no hay perdón".

Por UERS-30 - Publicado en: Realidad Nacional
Escribir un comentario - Ver los 0 comentarios
Volver a la página principal

Presentación

Calendario

October 2014
M T W T F S S
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
<< < > >>
Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso - Artículos más comentados